La picaresca española

El robo de wifiQue los españoles somos picaros es algo que es conocido por todos. Tanto es así que tenemos nuestro propio género literario. Es por ello, que en Alberto Martín Abogados queremos hacer un homenaje al Lazarillo de Tormes, al Buscón de Quevedo y a todos esos libros que de una forma u otra plasmaron la picardía del pueblo español de la época, haciendo una serie de post en la que describiremos conductas que podríamos denominar pícaras y cual es el nombre que le da nuestro Código Penal.

Para inaugurar esta serie, que mejor manera de hacerlo con algo que es normal y usual, que unos lo han hecho y otros lo han sufrido: “el robo del wifi”.

Conectarse a una red wifi ajena, vulnerando para ello la contraseña que el propietario le tiene puesta, es algo que muchos hemos hecho en algún momento de nuestra vida. Este acto que podría parecer inocuo, en realidad no lo es, y está tipificado en el artículo 623.4 del Código Penalcomo una falta de defraudación de fluido eléctrico, agua o análogas (nosotros nos encontraríamos en análogas), que conlleva una pena de localización permanente de cuatro a doce días o multa de uno a dos meses. Es cierto que también podría considerarse delito del artículo 255 del Código Penal que conllevaría una pena de 3 a 12 meses de multas, pero para ello sería necesario que la defraudación superase los 400 euros, algo complicado de que ocurra dado que hoy en día todo el mundo tiene tarifa plana, con lo cual el propietario de la red no verá incrementada su factura, sino que verá disminuida su calidad y eso es difícil de cuantificar.

Pero ojo, para aquellos que piensen que el riesgo, una simple falta, merece la recompensa de tener Internet gratis, deben saber que poco a poco algunas fiscalías están cambiando el criterio y califican estos hechos como un delito de revelación de secretos del 197.3 del Código Penal, castigado con penas que pueden ir de los 6 meses hasta los 2 años de prisión, ya que entiende que para poder acceder a la red hay que vulnerar la contraseña del router y la contraseña, es un secreto en si mismo.

Esperamos que nunca os cojan robando el wifi del vecino, pero si lo hacen, ya sabéis que los abogados penalistas de Coruña de Alberto Martín Abogados os ayudan a solucionar vuestros problemas.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *