La picaresca española III: Agente, yo me lo he encontrado.

Imagina que te sientas en un banco, miras a tu lado y te encuentras un Iphone 6. No hay nadie en 100 metros a la redonda y ahí está el móvil. Lo coges, lo enciendes, compruebas que funciona y luego, ¿qué haces? Mucha gente apagaría el móvil, le sacaría la tarjeta y se lo quedaría, desconociendo que estaría cometiendo un ilícito penal, que podría ser falta si el valor del bien es inferior a 400 euros o delito si es superior. Ese ilícito se llama apropiación indebida, y conlleva una pena de hasta seis meses de multa en caso de delito. En caso de falta, la pena podría ser de localización permanente (de cuatro a doce días), o bien de multa (de uno a dos meses).

Aunque no lo parezca, los dispositivos móviles son fácilmente localizables por el IMEI, con lo cual, existen bastante posibilidades de que nos cojan. Si lo hacen, no podrás decir “es que me lo he encontrado”, pues el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, pero podrás decir que Alberto Martín Abogados te avisó.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *