En comisaría, mejor no hablar

Hace unas semanas, al hilo de una publicación que leyó en una red social, un amigo me preguntó si era cierto que es mejor guardar silencio cuando estás detenido. Mi respuesta fue un rotundo sí.

Da igual que seas inocente o culpable, cualquier abogado penalista te dirá lo mismo: los abogados siempre preferimos que nuestros clientes guarden silencio en comisaría y se acojan a su derecho a no declarar, derecho que viene reconocido en el artículo 520.2 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. El motivo es simple, cuando se produce la declaración en comisaría, el detenido no ha podido hablar con su abogado, ni tampoco el abogado ha podido leer las actuaciones, con lo cual la declaración se hace a ciegas, si saber que pruebas existen, lo que puede perjudicar una futura estrategia de defensa. Por eso, es mejor no decir nada ante la policía, ya tendrá tiempo de expresarse en el Juzgado, cuando haya podido hablar con su abogado tranquilamente y éste haya podido leerse bien las actuaciones.

Recuerde siempre que uno es dueño de su silencio y esclavo de sus palabras.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *